15/06/2012

Nuevas tecnologías para reducir residuos

El CEAMSE busca reducir lo que se dispone en los rellenos de tres maneras: utilizar el metano y la incineración controlada para generar electricidad, además del tratamiento mecánico biológico para producir un material de relleno inerte.

Cuatro de los generadores eléctricos a gas metano recién instalados en el CEAMSE.

Cuatro de los generadores eléctricos a gas metano recién instalados en el CEAMSE.

Cada vez más residuos, cada vez menos lugar para su disposición final. En esta disyuntiva compleja está hoy el mundo urbanizado en cuanto al manejo de la basura, que en la Argentina tiene como pionero a CEAMSE. Pero el panorama no es tan negro como podría pensarse a primera vista: de eso está convencido el economista César Rodríguez, miembro de la gerencia general de Análisis de Nuevas Políticas de la empresa. “Hacemos todo lo que se puede hacer para minimizar los residuos –detalla-: reciclado, tratamiento mecánico biológico e incineración controlada. Pero al final de esto siempre quedan residuos, y para disponerlos hace falta un relleno sanitario. Quizás con menor cantidad de hectáreas que ahora, pero igualmente hace falta”. El doctor Rodríguez, autor del libro “Gestión integral de residuos, reciclado y cartoneo en Buenos Aires” (2010, Editorial Croquis), parte de la base de que el volumen de residuos crece al mismo ritmo que el PBI: hoy por hoy, la compañía dispone un promedio de 17 mil toneladas por día, mientras que en 2007 eran 14.241 toneladas diarias lo que llegaba al relleno (ver Cifras crecientes).

Para CEAMSE hay varias maneras de hacer más sustentable el manejo de los residuos. Una de ellas es generar electricidad con el gas metano que naturalmente producen la basura orgánica enterrada; para hacerlo ya se firmó un convenio con la empresa de origen israelí Arrow Latinoamérica. El sistema –que “tiene que cumplir algunos requisitos internos antes de comenzar a operar”, cuenta Rodríguez- se instalaría en la fracción Norte II del relleno de José León Suárez (ver mapa). En ese predio, de 28 hectáreas, estarán “todo lo que son nuevas tecnologías de CEAMSE, que deben registrarse en la OPDS, la autoridad de aplicación de la ley de residuos de la provincia de Buenos Aires”.

Imaginación técnica

Al mismo tiempo, sigue en marcha en el relleno Norte III –“Estaría lista dentro de poco”, adelanta el doctor Rodríguez- la construcción de una planta tipo MBT (sigla en inglés de “Mechanical Biological Treatment”, o tratamiento mecánico biológico), a cargo de la firma Tecsan (Grupo Roggio). “En esta planta, con capacidad de 1.000 toneladas diarias –tiene un 30% de rechazo-, se van a convertir los residuos en un compuesto inerte que se usa para cubrir los mismos rellenos sanitarios.