06/03/2013

Primera Planta de Tratamiento Mecánico Biológico en Argentina

Mediante un contrato entre CEAMSE y TECSAN se construyó la primera Planta de Tratamiento Mecánico-Biológico de la Argentina.

La etapa mecánica de clasificación, comienza con la separación de residuos secos y húmedos. De forma manual se recupera de los residuos secos el papel, plástico y vidrio, para su posterior enfardado y comercialización. Luego, tanto la linea de secos como la de húmedos, pasa a través de un sector con tecnología de imanes, donde se retiran los metales.

El MBT es una tecnología de tratamiento de los Residuos Sólidos Urbanos (RSU). Combina la clasificación y proceso mecánico, con el tratamiento biológico. La meta principal es reducir la cantidad de residuos que se disponen en el relleno sanitario, por medio de la recuperación de materiales reciclables y la estabilización de los biodegradables.

Por otro lado, se inicia una etapa biológica del tratamiento al cargar los residuos húmedos en los biorreactores, donde se los encapsula herméticamente durante 21 días, controlando mediante un software específico su oxígeno, temperatura y humedad. El resultado de ese proceso será la bioestabilización del material, que será utilizado como cobertura provisoria de los residuos del relleno sanitario.

La planta de MBT, situada en el Complejo Ambiental Norte III, tuvo un período de construcción de doce meses. Esta iniciativa, utiliza tecnología de última generación, tiene como objetivo el aprovechamiento y tratamiento del residuo para obtener una valorización máxima del mismo.

Utilizar la tecnología MBT optimizará el tratamiento de los residuos, contribuirá al proceso de reciclado, mejorará la calidad de los residuos, logrará que el relleno sanitario sea más estable, y disminuirá la cantidad de residuos que van a disposición final, y por lo tanto, extenderá la vida útil de las instalaciones.

1. Ingresan, aproximadamente, 1000 toneladas diarias.

2. Se separan los residuos áridos.

3. Se rompen las bolsas automáticamente y se separan los residuos en secos y húmedos.

4. Los residuos secos son sometidos a una separación manual, con el fin de recuperar papel, plástico y vidrio para su posterior enfardo y comercialización.

5. Tanto los residuos húmedos como los secos son trasladados, en cintas transportadoras, para separar los metales mediante una tecnología de imanes.

6. Lo que no se recupera de residuos secos, va hacia disposición final.

7. Los residuos húmedos serán dispuestos mediante una pala cargadora en los biorreactores, para organizarlos e iniciar el tratamiento biológico.

8. Cada 2 días se llenará el biorreactor y una máquina desplegará, en la parte superior, una membrana selectiva de tecnología Gore-Tex.

9. El biorreactor, cerrado herméticamente durante 21 días, es monitoreado por un sistema computarizado para controlar temperatura, oxígeno y humedad, permitiendo ajustar estos parámetros a lo largo del tratamiento.

10. El material bioestabilizado sera utilizado como cobertura provisoria de los residuos del relleno sanitario.